Trilogía: Memorias de Idhún.

” Jack desvió la mirada, incómodo. Estaba empezando a descubrir cuál era el secreto del poder de Ha-Din. Tal vez no fuera capaz de leer en las mentes de las personas, como hacían los sheks o los varu más poderosos; pero sí podía leer en sus corazones. Jack se preguntó si eso era algo que solo podía hacer Ha-Din, como Padre de la Iglesia de los Tres Soles, o, por el contrario, era una capacidad que todos los celestes poseían.

-Sois tres – prosiguió Ha-Din -. Tres, como los soles, como los dioses y las diosas. En ese vínculo que hay entre vosotros está vuestra fuerza… pero también vuestra mayor debilidad.

-Yo soy el débil – dijo Jack -. Todavía no he sido capaz de transformarme en dragón. Es como si Yandrak no quisiera despertar en mi interior.

El Padre clavó su mirada en los ojos verdes de Jack. El muchacho esperaba un reproche por su parte, y por eso su pregunta lo desconcertó:

-¿De qué tienes miedo, Yandrak?”

Más leídos

Un tipo encantador de Marian Keyes

” -Dios mío-gimió, mirándose las manos-, Dios mío.

Levantó la vista y ella advirtió, sorprendida, que tenía el rostro bañado en lágrimas.

-Lo siento, no imaginas cuánto lo siento. Eres lo mejor que me ha pasado en la vida, de hecho, lo único bueno. Perdóname. Por lo que más quieras, di que me perdonarás. Te juro que no volverá a ocurrir. No sé cómo ha podido pasar. Cada vez tengo más estrés en el trabajo, pero mira que desquitarme justamente contigo…

Estalló en un oportuno y violento llanto.

-¿Qué clase de bestia soy?-sollozó.

-Tranquilo.-Ella le acarició con dedos vacilantes. No soportaba verlo tan abatido.

-¡Oh, gracias! ¡Gracias, Señor!-La atrajo hacia sí y la besó con vehemencia, y ella, aunque el labio partido aún le dolía, le dejó hacer. “

Este libro ha sido una revelación en la biblioteca. Es de los que más se han leído y gustado. Es interesante de principio a fin. Os lo recomiendo.